Las mejores herramientas para el entrenamiento

Cualquiera de las siguientes herramientas puede ser adaptada al nivel de cualquier usuario. Si cuentas con un buen programa, puedes escalar y progresar utilizando pesas o tu propio peso. No importa que estés recién empezando o lleves años en esto.

En cuanto a inversiones de equipo, soy partidario de la ley del mínimo esfuerzo. El orden de recomendación se basa en la simpleza del equipo, facilidad de uso y costo.

Para controlar tu propio peso corporal

Controlar el propio peso corporal es la base de un buen estado físico, y el punto de partida lógico antes de utilizar cualquier herramienta externa.

Anillas olímpicas

Dos aros de madera o plástico ultra resistente, más dos eslingas como correas y listo, tienes la herramienta por excelencia para controlar el peso de tu cuerpo.

Sin duda, el equipo con la mejor relación precio/calidad.

Correas de suspensión

Ofrecen una funcionalidad similar a las anillas, con la ventaja de incluir anclajes especiales para instalarlas en la pared.



Para superar tu peso y aprender a manejar cargas externas

Un buen control de nuestro peso como base, nos otorga la fuerza, estabilidad y coordinación necesarias para aprender a levantar cargas externas de manera segura. Gracias a este avance, podremos comenzar con pesos mayores a los que nos hubiesen correspondido en caso de empezar por aquí. Un ahorro extra.

Kettlebell

La mejor definición de «gimnasio portátil». Una sola basta para ejercitar todo el cuerpo, entrenar todas sus funciones y acercarte a cualquiera de tus objetivos.

Cinturón de lastre

Faja de alta resistencia con argollas a los extremos para enlazar una cadena. Puede cargar más de 100 kilogramos y adaptarse a casi cualquier cintura.

Agrega intensidad fácilmente a ejercicios como dominadas o fondos.