Cómo identificar a tus kettlebells y dónde encontrarlas

En las entregas anteriores se han cubierto las generalidades del mundo de las kettlebell y cómo ingresar a este. Ahora, se aborda el último detalle para entrenar con esta herramienta: saber cual elegir.

Los tipos de kettlebell.

La oferta de kettlebells puede clasificarse en dos grandes grupos:

Pro Grade

De «grado superior» o «de competencia».
Son las profesionales. Están diseñadas para maximizar la eficiencia del levantamiento. O sea, para que te canses lo menos posible:

  • Mango delgado, para no forzar demasiado el agarre.
  • Amplitud del asa óptima, para un buen giro y recepción de la pesa.
  • Cuerpo de gran tamaño, para que su peso se distribuya mejor al apoyarla.
  • Estas pesas están huecas por dentro, para que sus dimensiones sean independientes de la carga. Así, una pro grade de 16 kilos tiene la misma forma y tamaño que una de 32.
Kettlebell Pro Grade de 32 Kilos

Iron Cast

Las pesas tradicionales de hierro macizo.
Sus dimensiones dependen del peso (cantidad de hierro) y del molde de fabricación. Es posible encontrar diferentes formas para mismas cargas.

Dada la alta variabilidad, es necesario considerar los detalles que corresponde a una buena Iron Cast

Kettlebell Iron Cast de 20 Kilos forrada en vinilo

¿Cúal me conviene?

Si quieres practicar Girevoy Sport, necesitas una Pro Grade. El deporte requiere muchísima resistencia. Son 10 minutos sin soltar las pesas. Los entrenamientos se centran en la eficiencia. El diseño de las Pro Grade está pensado para esto.

Las Iron Cast tienen un balance distinto y variable, porque su forma es diferente y varía según el peso. Además, tienen el asa más gruesa, lo que agrega dificultad al agarre. La progresión con los pesos sería más lenta y, la técnica que desarrolles, menos transferible a la competencia.

Si quieres una buena herramienta de entrenamiento, sin más, ambos tipos te sirven igual de bien. Dicho esto, quizá te interese que las Iron Cast suelen ser menos costosas (no siempre) y más fáciles de conseguir.


Características de una buena kettlebell.

Si te decides por una Pro Grade, como su forma es estandarizada, solo resta elegir bien el peso. Si vas por una Iron Cast, además del peso, debes considerar los siguientes detalles:

  • Asa: Fíjate en su alto, ancho, grosor y que esté bien pulida.
    Si el asa es muy alta, el pivote de la pesa será mayor y te golpeará más fuerte al recibirla. Si es muy baja, puede que no gire lo suficiente y te dañe la muñeca. El grosor debe permitir un agarre cómodo con una mano. El ancho, que la puedas sujetar con las dos. El asa debe ser lisa, bien pulida, o podría herirte las manos.
  • Base: La base debe ser estable, hay ejercicios muy interesantes, como el renegade row, donde te apoyas en ella.
  • Cuerpo: Más o menos esférica y, de preferencia, sin protuberancias. Hay ejercicios que implican acelerar la pesa y recibirla en el cuerpo, o bien, mantenerla contra sí mismo. Cualquier forma «no lisa» concentrará la presión en una zona pequeña y te hará sufrir de más.

Entre las respuestas del mercado para la demanda actual se cuentan muy buenas alternativas, pero también algunas innovaciones «incalificables» y hasta peligrosas. El gran Jerónimo Milo comparte su parecer al respecto:


Advertencia

Esto me ocurrió haciendo Doble Snatch. Durante la bajada las pesas rozaban entre sí y la pintura se acabó raspando. Desde entonces, prefiero las kettlebell con el cuerpo, no el asa, forradas en vinilo, como la roja del fondo, o la que aparece en la descripción de las Iron Cast.


¿Cuál es el peso adecuado para empezar?

El peso que puedes manejar depende de tu condición física general, pero también varía de ejercicio en ejercicio. Hay movimientos dónde podrás ejercer más fuerza que en otros y, por tanto, levantar más carga. Como el mismo peso no siempre te pesará igual, lo ideal es tener una variedad que cubra los pesos ligero, intermedio y pesado.

Ahora bien, que solo puedas permitirte una pesa no significa quedarse fuera de todos los beneficios de entrenar con kettlebells. Podrás acceder a ellos perfectamente, si la eliges bien. La clave, está en equilibrar lo manejable con lo desafiante.

Criterios para elegir los pesos iniciales.

Una buena aproximación es tomar tu peso corporal como guía, de acuerdo a este puedes considerar que la kettlebell será:

Ligera: Entre 15% y 20% de tu peso

Intermedia: Entre 20% y 30% de tu peso

Pesada: Desde el 30% de tu peso.

Generalmente, el peso de las kettlebells varía en múltiplos de 4 kilos; tomando como referencia a una kettlebell de 16 kilos, su antecesora es la de 12 y quien le sigue es la de 20. Para saber cúal es la pesada, intermedia o ligera, elige el múltiplo de 4 kilos que mejor encaje en los intervalos anteriores.

Ahora, utiliza el nivel de fuerza que crees tener para conocer tu orden de prioridad.

Tu nivel de fuerza.Prioridad.Segundo lugar.Tercer lugar.
No soy fuerteLigeraIntermediaPesada
¿Soy fuerte?IntermediaLigeraPesada
Definitivamente, soy fuertePesadaIntermediaLigera

Advertencia!

Es muy fácil subestimar el peso de una kettlebell al compararla con una mancuerna clásica. La pesa normal se manipula con su peso balanceado, la kettlebell no. Esta «sutileza» hace que la diferencia entre ellas sea abismal


¿Cuándo aumentar los pesos?

La vida útil de una kettlebell puede ser indefinida. La amplia gama de ejercicios, con sus respectivas versiones; que van de lo accesible a lo «imposible», permiten a una misma pesa desafiarte por años. Por tanto, cumplir los requisitos para abordar mayores cargas significa poder hacerlo, no necesitarlo.

Por supuesto, subir las cargas implica un buen control de los ejercicios fundamentales. Que todo programa de kettlebells debe incluir. Usaremos al press, al levantamiento turco y al snatch, para testear los niveles de fuerza, estabilidad, potencia y resistencia generales, necesarios para mayores desafíos:

Requisitos para subir los pesos.

Press

De los fundamentales, suele ser en el que menos carga podemos mover. Es un buen indicador de la fuerza del tren superior.

  • Si logras 10 repeticiones por brazo tu tren superior está preparado para más peso.

Turkish Get Up (TGU) o Levantamiento Turco.

El TGU pone a prueba la estabilidad de todo el cuerpo en sus 3 planos de movimiento. Todo peso que puedas dominar en un solo TGU, impecablemente, es seguro para tus entrenamientos.

  • Consigue 3 repeticiones lentas y consecutivas por brazo y tus estabilizadores habrán demostrado dominar ese peso.

Snatch.

El snatch es la máxima expresión de potencia, con cargas altas, y de los más exigentes en resistencia, a repeticiones altas.

  • Si consigues 20 repeticiones por brazo, tienes suficiente potencia como para probar con pesos mayores, y todo lo necesario para entrenar tu resistencia con la kettlebell actual.

¿En cuánto aumentar los pesos?

Tomando como referencia a la kettlebell con la que apruebas los requisitos, tienes dos alternativas: ir por otra idéntica o ir por la siguiente (4 kilos mayor).

Otra idéntica vs La siguiente.

Al ir por otra igual, podrás hacer «ejercicios dobles», mucho más exigentes en fuerza y potencia. Dada la carga, no se espera poder entrenar a altas repeticiones, por lo que la resistencia pasaría a segundo plano. Lo que no significa ningún plano. Si te interesa más la fuerza y la explosividad, te conviene esta opción.

Al pasar a la siguiente kettlebell, la carga aumenta «solo» 4 kilos. Exigirá más fuerza del tren superior, pero no tanto del tren inferior. Lo que permite a este último desplegar y sostener una buena potencia en el tiempo. Perfecto, para aumentar los números en los balísticos. Si quieres enfocarte en la eficiencia, esta es tu mejor alternativa.

Advertencia: los pesos en una kettlebell se comportan distinto.

Existen fórmulas para estimar el máximo peso que podríamos levantar en un ejercicio. Relacionan la carga que se utiliza con las repeticiones que se consiguen. Podemos confiar en ellas si usamos pesas clásicas. Con kettlebells la realidad se distorsiona.

Una pesa normal equilibra su carga a cada lado. El peso solo desafía a la fuerza en el levantamiento propiamente tal y, un solo factor, hace que la relación sea lineal.

En cambio, la kettlebell carga su peso a un solo lado, «intentando» doblarnos el cuerpo hacia este. Para mantenerla estable, debemos forzarla hacia el centro. Cuanto más pese, más la debemos centrar; y afectar la trayectoria del movimiento. Así, cada kilo extra agrega 3 factores de exigencia al ejercicio: fuerza, estabilidad y trayectoria. La relación se torna exponencial.


Encuentra las mejores kettlebells.

Siguiendo las recomendaciones anteriores, la kettlebell que elijas será buena para ti. De todas las alternativas viables, la mejor (a mi juicio) es la menos costosa.

Los tips para elegir deben estar presentes siempre. En la mayoría de tiendas la oferta es demasiado basta como para obviarlos.

Si te encuentras en Chile, la mejor alternativa del momento está en CKC Gear. Ofrecen excelentes pesas, tanto Pro Grade como Iron Cast. Sus precios actuales son los más bajos del mercado, disponen de envío a todas las regiones y a un costo independiente de la localidad.

Si tienes acceso a grandes tiendas como Amazon o Linio vale la pena curiosear un poco más. Tendrás más alternativas y podrás encontrar los costos más bajos.

Deja un comentario